Dominicanos venden las drogas en las calles de la ciudad de Nueva York

NUEVA YORK. El agente especial James J. Hunt, a cargo de la Agencia Antidroga de Nueva York (la DEA por sus siglas en inglés), desde su despacho en el sur de Manhattan, aborda la epidemia que castiga a Estados Unidos, y reconoce que Nueva York es el gran “hub” de la heroína.

El veterano policía neoyorquino desde 1982, en una entrevista concedida al periódico El País dijo que “La mafia perdió el negocio de la heroína por los colombianos y los dominicanos”, y que ha visto pasar la droga de manos de la mafia a los cárteles de Colombia y México. Ha asistido a la caída de las familias italianas y de los reyes del narcotráfico.

“La mafia fue expulsada cuando los colombianos empezaron a producir heroína, sobre los 80 y los 90, porque bajaron el precio a la mitad. Los colombianos la suministraban y en la calle la vendían pandillas dominicanas”, explica.

Asegura que el negocio de la droga en Nueva York ha cambiado. “Hace 40 años, la mafia traía la heroína de Europa, de Sicilia o de Turquía, y la vendía a traficantes afroamericanos, como Nicky Barnes o Frank Matthews, e hispanos”.

SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *