“El aspecto de ese hombre daba escalofríos”, dicen los que conocen a Víctor Alexander Portorreal

 “El aspecto de ese hombre daba escalofríos”, dicen los que conocen a Víctor Alexander PortorrealEsa es la aseveración espontánea y sin titubeos de algunos de los que, con cierta frecuencia, veían a Víctor Alexander Portorreal Mendoza en el barrio 30 de Mayo, donde vivió un tiempo con su madre y visitaba con frecuencia después de haberse casado.

Es que la apariencia de Víctor Alexander Portorreal, acusado de asesinar a su pareja y sus tres hijastros el pasado domingo, daba escalofríos, según cuentan los residentes en dicho sector ubicado próximo al Mar Caribe, y donde el confeso autor del crimen fue detenido por agentes de la Policía.

Portorreal no conservó amigos en el barrio 30 de Mayo. No hablaba con nadie en esa zona y siempre caminaba cabizbajo, lo que hacía creer a los residentes de esa zona que Víctor Alexander tenía algún problema y que pertenecía a alguna secta satánica, porque siempre vestía de negro, tenía el pelo largo, se pintaba las uñas y ojos de negro, y se trasladaba en una motocicleta Harley Davidson.

 

SEGUIR LEYENDO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *