EL DEFENSOR DEL PUEBLO: UNA VAINA QUE NO SIRVE PARA NADA

Por Carlos de San Juan

Cuando se dijo que se nombraría a un Defensor del Pueblo se pensó que ese puesto sería ocupado por alguien que de verdad trabajara en la defensa de quienes lo necesiten.

Pero como siempre aqui todo es político pusieron a una persona la cual fue fiscal de la capital, cosa esta que entendían era merito suficiente.

La pregunta ha funcionado esto como debiera, claro que no, eso esta durmiendo un sueño eterno.

El Defensor del Pueblo debiera intervenir por ejemplo en el caso de Ricardo Arjona, cuando un artista tiene problemas, o una persona común, como se hace en otros países donde se ve a quien ocupa ese puesto defendiendo la ciudadanía.

Lo correcto es que se nombre a una persona mas joven, que este en lo suyo, pero de seguir como vamos ser Defensor del Pueblo sera otro elefante blanco de esos que abundan en la administración publica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *