Chavistas se dan vida de reyes en España con la plata del petróleo de Venezuela

Según el relato del diario madrileño, varios de quienes emigraron y compraron lujosas viviendas ganaron mucho dinero durante la bonanza petrolera de hace unos años en Venezuela, y también gracias a sobornos y sobrecostos en obras públicas.

Según El País, cerca de una decena de personas vinculadas al chavismo han ingresado a España más de 160 millones de euros en los últimos 15 años. Allí hacen inversiones inmobiliarias muy costosas, como fincas en el centro de Madrid y lujosas propiedades en otras ciudades españolas.

Los fondos para adquirir tan lujosas propiedades provienen, en la mayoría de los casos, de la petrolera estatal PDVSA, aunque también de obras del metro de Caracas y otras inversiones hechas en 2009 para hacer frente a la crisis eléctrica del país.

Carlos Luis Aguilera Rojas es uno de quienes tiene un patrimonio en España de unos 5 millones de euros. Hizo parte del círculo de seguridad de Hugo Chávez, lo acompañó en el intento de golpe de Estado de 1992 y trabajó para el régimen hasta 2002. A partir de 2004 empezó a comprar casas y amplias propiedades en Madrid, Aranjuez y La Coruña por varios millones de euros.

Aguilera utiliza a su suegra, oriunda de Galicia (norte de España) como testaferro para hacer algunas de sus inversiones, práctica que fue identificada por la justicia de Andorra (país que limita con España y Francia), donde el exlíder de los espías de Chávez ha movido al menos 6,5 millones de euros, según El País.

Por otra parte, Nervis Villalobos y Luis Carlos de León, exfuncionarios del gobierno de Chávez, hacen parte de una red de intereses económicos y lazos corruptos que son investigados por España, Andorra (donde también hay inversiones), Estados Unidos y Venezuela. Fueron capturados en octubre pasado en Madrid por desviar sobornos de PDVSA a Suiza, y están a la espera de la extradición a Estados Unidos.

Ambos son colaboradores de ex altos funcionarios del chavismo como Rafael Ramírez y Javier Alvarado Ochoa, y han adquirido varias lujosas viviendas en la capital española -que casi siempre sobrepasan el millón de euros de costo- a través de empresas controladas desde paraísos fiscales.

Otros venezolanos que han adquirido opulentas propiedades en las principales ciudades de España son Ricardo Lugo, Rafael Reiter Muñoz y Roberto Rincón Bravo, que ha invertido unos 60 millones de euros en el país a través de una empresa antes vinculada con PDVSA.

 

(pulzo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *