La reina Isabel II utiliza una mano postiza para saludar

Dicen de ella que es ordenada y práctica, que le apasionan los juegos de salón y rompecabezas, y que siente pasión por los caballos y los perros. Los pocos que la conocen destacan de Isabel Alejandra María Windsor el alto sentido del deber y el apego a la tradición como los principales rasgos de su carácter. Monarca del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Isabel II es el icono de la realeza a nivel global además de ser la más longeva del mundo –lleva 66 años al frente de la casa real británica–. Heredó el trono en 1953 tras el fallecimiento de su padre, el Rey Jorge VI.

Muchas han sido las biografías que se han escrito sobre la monarca y cada vez que se descubre algo diferente los británicos no salen de su asombro. Parece que nunca se va a conocer realmente a Isabel II. Algunas de las anécdotas más sonadas han sido que realiza gestos con el bolso para comunicarse con el equipo de seguridad y que todos los días a las 9 en punto de la mañana le despierta un gaitero y durante 15 minutos interpreta los grandes éxitos de su música de viento.

«Queen of the World» («Reina del Mundo»), escrita por Robert Hardman, experto en los Windsor, ha escrito la última biografía de la Reina Isabel II. En ella, la Princesa Ana, segunda hija de la Reina, asegura que su madre tiene un guante de peluche, mecánico, colocado sobre una palanca de madera, que le sirve para saludar cuando va subida en un coche sin tener que mover la mano. Así lo han revelado esta mañana en el diario británico «Daily Mail», que explica que el regalo fue de parte de un grupo de estudiantes asturianos. «Se podía ajustar el extremo de la palanca y que la mano se moviera de un lado para otro. Pensaron que sería algo atrevido, pero Su Majestad estaba encantada», confiesa la hija de las soberana.

Un invento que se convirtió en anécdota familiar: «Creo que no lo ha usado nunca en público, pero tengo entendido que se ha convertido en un chiste familiar recurrente», escribe el experto en palacio.

(abc.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *