Estafa masiva a indocumentados pone en alerta a hispanos en NYC

Una vez más, inmigrantes indocumentados desesperados por arreglar su situación migratoria vuelven a caer presa de abogados inescrupulosos en la ciudad de Nueva York. Pero esta vez, se trata de un caso de estafa masiva que afecta a por lo menos 1,000 personas que aplicaron por asilo, y ahora enfrentan la posible deportación.

Este fraude puso de nuevo en alerta a organizaciones pro inmigrantes que trabajan con la comunidad hispana, que están advirtiendo a tener mucho cuidado en confirmar que los abogados que se usan para procesar los casos ante las autoridades de Inmigración sean reales y no farsantes que se hacen pasar por expertos.

Actualmente el Departamento de Seguridad Nacional procesa las deportaciones de unos 200 inmigrantes víctimas de este caso, de un total de al menos 1,000 que podrían ser expulsados, y que fueron embaucados por seis abogados de firmas ubicadas en Chinatown, en Manhattan, y Flushing, en Queens, quienes fueron detenidos hace seis años e impuesto de cargos federales de falsificar casos de asilo. Todos se declararon culpables.

Rong Ying Chen, quien fue víctima de abusos en su natal China antes de venirse a este país, fue una las afectadas por el fraude. La inmigrante contó que fue detenida por oficiales del Gobierno chino cuando estaba embarazada de su segundo hijo, y obligada a abortar. Por ello, escapó en avión hacia Cuba y luego llegó a México, desde donde cruzó la frontera de manera ilegal, y luego pidió asilo.

Para su proceso, Chen alegó persecución bajo la política del Gobierno chino de no permitir tener más de un hijo.

En el 2010 las autoridades de Inmigración aprobaron su caso de asilo y le otorgaron una ‘Green Card’. Pero ahora, el Departamento de Seguridad Nacional la quiere deportar, alegando que su caso de asilo fue fraudulento y ‘fabricado’ por sus abogados. “Lloré y lloré porque no hice nada ilegal”, contó la inmigrante a NY1, agregando que no “mentí en mi aplicación. Mi historia no fue fabricada”.

Jean Wang, el actual abogado de la madre, y quien representa a otras 50 víctimas del fraude migratorio, aseguró que aunque su historia de persecución es verdadera, su caso no fue procesado de la mera correcta.

Wang indicó que actualmente hay 1,000 personas que están en peligro de ser deportadas por haber usado los mismos abogados inescrupulosos para presentar sus casos de asilo, que a pesar de todo fueron aprobados y ahora tienen años llevando una vida norman en este país, contribuyendo a la sociedad.

Datos del Gobierno, obtenidos por NY1, asegurarían que unos 3,500 inmigrantes usaron uno de los seis abogados para aplicar por sus asilos, y otros 10,000 recibieron la residencia permanente, luego de ser pedidos por uno de esos asilados.

El Departamento de Seguridad Nacional indicó que el Gobierno está revisando cada uno de los 13,500 casos en total, para asegurarse que los asilos otorgados cumplían con todos los pasos legales.

(eldiariony.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *