Salida de HBO le hace bien al boxeo

Dmitry Bivol sabía hacia donde quería llegar en su carrera en el boxeo rentado – directo a la cima como en una de las carteleras de HBO que veía durante su adolescencia en Rusia.

Ahora Bivol es un campeón semicompleto y la noche del sábado finalmente será una figura estelar cuando enfrente al excampeón Jean Pascal en Atlantic City, Nueva Jersey como parte de la serie de HBO World Championship Boxing.

Es una pelea grande para Bivol, pero será una ocasión agridulce para los fanáticos del boxeo. Después de 45 años, HBO le está arrancando el cable a la cobertura con su última cartelera televisada.

Pero antes, Bivol tendrá su oportunidad para brillar.

“Ha sido un sueño hacer esto”, dijo Bivol. “Tuvimos varias ofertas para pelear en otro canal, otra plataforma. Pero tomé la oportunidad de hacer realidad mi sueño”.

HBO, que entró al negocio del boxeo con el nocaut de George Foreman a Joe Frazier en 1973, dice que está dejando el boxeo porque los estudios indican que el deporte no representa aumentos en las suscripciones.

Los fanáticos del boxeo no deben sentirse preocupados porque hay otros que están entrando al escenario.

Existe un cambio en el boxeo, que por años dependió de HBO y Showtime para sus principales eventos y el servicio pague por ver (PPV).

Puede que HBO se vaya, pero existen otras cadenas y plataformas que se están apresurando para llenar el vacío.

El mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, quien fue una gran atracción de HBO, firmó un contrato de exclusividad con el servicio de streaming DAZN, que será vigente hasta el 2023, por 11 peleas y un mínimo de $365 millones.

“Esto es enorme para el boxeo, para Canelo para Golden Boy Promotions”, dijo Oscar de la Hora cuando el acuerdo fue anunciado el pasado octubre. “Golden Boy está a las puertas de algo monumental para el deporte del boxeo”.

Pero DAZN no es el único nuevo canal de distribución.

Showtime sigue en el escenario y distinto a HBO está detrás de grandes peleas como la de la defensa del peso completo Deontay Wilder ante Tyson Fury, y la pelea entre Manny Pacquiao y Adrien Broner; ambos carteles por PPV.

Mientras, ESPN renegoció el acuerdo que tenía por cuatro años con Top Rank para ofrecer sus programas y lo aumentó ahora a siete años.

El plan entre ellos es montar 54 carteleras o programas relacionados al boxeo al año.

Algunas irán por su canal nacional, otras a través de su aplicación de suscripción ESPN+.

FOX también tiene un acuerdo de cuatro año con la promotora Premier Boxing Champions, y según reportes la cadena NBC está por anunciar un acuerdo con la promotora Main Events.

En fin, según lucen las cosas, los fanáticos del boxeo no se quedarán sin su deporte favorito en la televisión. Y lo que parecía una dolorosa decisión por HBO al parecer le hará mucho bien al boxeo.

 

(primerahora)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *