COMO CASTIGO EXTREMO: Obligan a sus empleados a comer cucarachas

Tres gerentes de una tienda de productos para el hogar en China, fueron arrestados recientemente por someter a sus empleados a un castigo extremo, obligándolos a comer cucarachas, por no cumplir con sus objetivos de ventas.

Los arrestos se produjeron luego de que un empleado de la empresa utilizara las redes sociales para quejarse de los humillantes castigos a los que él y sus colegas estaban siendo sometidos por la gerencia, por no cumplir sus objetivos. Su publicación incluía un video de un hombre sin camisa, parado en el centro de una habitación y siendo azotado con un cinturón por su jefe, mientras sus compañeros de trabajo observaban. Las imágenes también muestran a los empleados bebiendo tazas de líquido amarillo, que algunos han alegado que es orina. El video se eliminó más tarde, pero las capturas de pantalla comenzaron a circular online, y se notificó a la policía sobre los preocupantes castigos.

“Si el objetivo de ventas no se ha alcanzado a fines de este mes, el líder del equipo tendrá que comer tres cucarachas por cada venta fallida”, dice uno de los amenazadores mensajes de texto enviados por los gerentes y publicados por un periódico local. Otros mensajes de texto revelaron varios castigos crueles ideados por los gerentes de la empresa, entre ellos beber vinagre o agua del inodoro, vender condones y toallas sanitarias en la calle, y afeitarse la cabeza.

Si bien la mayoría de los usuarios de las redes sociales se declararon conmocionados y horrorizados por estas revelaciones, otros cuestionaron por qué los empleados simplemente no renunciaron y buscaron empleos en otros lugares. Sin embargo, un miembro del personal de la compañía dijo que a muchos empleados se les debía una paga de dos meses, y la gerencia ya había amenazado con reducir su indemnización por despido si se atrevían a renunciar.

Según un comunicado publicado por la policía de Zunyi, dos de los gerentes han sido encarcelados por 10 días, mientras que un tercer gerente pasará cinco días tras las rejas.

(Derf)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *